miércoles, 21 de abril de 2010

Época Colonial


La discriminación continúo su trayecto en la época colonial y esto se manifestó en el momento que los españoles fomentaban ciertas conductas negativas hacia los incas; como lo ilustra el autor Luis Miranda:

“Otra de las concepciones ideológicas implicadas es, pues, el de la inferioridad intrínseca de los pobladores americanos, lo “indios” son “bárbaros” a los que hay que civilizar, inclusive se duda de su condición humana.”(1998:136)

Como se definió en líneas anteriores, los peruanos eran vistos como gente fuera de ese nuevo círculo social que había emergido; en consecuencia de estos sucesos, existieron armas y técnicas a disposición del europeo decisivas para sojuzgar inicialmente a las poblaciones nativas; asimismo, la predica ideología-religiosa, manifiesta sobre todo en el involucramiento de la superioridad del europeo frente a la indígena. La misión salvadora fue utilizada para justificar y racionalizar la conquista[1].
Un claro ejemplo de este maltrato y es Manco como lo señala el autor Peter Klarén:

“(…) en el Cusco, el rey títere Manco era cada vez víctima del acoso y los insultos del creciente numero de vecinos españoles. Al pareces en todos lados, los nativos eran forzados ilegalmente a formar cuadrillas de trabajo o a la servidumbre personal, se les robaban sus productos y bienes, y se les obligaba a entregar sus mujeres para que fueran concubinas de los españoles.”(2008:66-67)
Asimismo, existía servidumbre, no fue impuesta por la naturaleza, sino por la razón natural para utilidad de la vida humana[2].
Por otro lado, se hallaba la pureza de sangre que era exigida a los candidatos a cargos públicos y a quienes postulaban a la universidad, a su vez era un requisito para ejercer como profesionales[3]. Esta pureza se manifestaba en el color de la piel lo cual es manifiesto de la discriminación de la cual eran victimas nuestros antepasados. Esto también lo manifiesta el licenciado René Gabriel Yépez:

“(…) los blancos españoles tenían los mejores privilegios en la corona española, ellos tenían acceso a los cargos más importantes en el sistema económico, social y político español.”[4]



Finalmente, se puede añadir que no hubo una postura que intentar entender o incluir a los peruanos; ya que se decía que el indígena no era la suma de los diferentes grupos étnicos, ni la síntesis de las diferentes culturas y lenguas. Lo indígena era ago que funcionaba como único, que nombraba y que contenía lo que no era parte de ellos, era lo reivindicable, lo estable lo inocente, lo folclórico, etc[5].





[1] Cfr.Miranda 1998:133
[2] Cfr. Iraburu 2008: 3
[3] Cfr.Kllarén 2008:129
[4] Cfr.Yepez 2008: 2
[5] Cfr.Miranda 1998: 137

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada